Blog

Cambio de Nombre: Una mirada a la inclusión, discriminación y sus efectos psicológicos individuales y colectivos*

Entre 2020 y 2022
Asociación CAS y 
Asociación Líderes Profesionales, han realizado 
85  cambio de nombre legal de personas trans 

Ver video completo en: https://www.youtube.com/watch?v=zyMj8tU1YaM

Las palabras de reconocimiento, afecto y aprecio son importantes mientras crecemos y durante toda nuestra vida, ¿qué sería de nosotres sin un “vos importás, vos sos suficiente, vos podés”? Mariam, mujer trans de 40 años, creció sin escuchar ninguna de estas palabras, creció ocultándose de su comunidad, pero a los 14 años se atrevió a usar corte por primera vez, a dejarse crecer el pelo y a pedir a su familia que la llamaran por su nombre, el nombre que ella sentía crecer en su pecho: Mariam. Y es que ella siempre fue Mariam, aun cuando vivía en un poblado del interior, del cual tuvo que huir porque los hombres del pueblo la quisieron quemar viva.

Esos incidentes marcaron su vida, pues si bien ella puede ser Mariam con su familia, quienes han aprendido a aceptarla y con sus amigas, no puede serlo libremente en la calle, porque entonces debe enfrentarse a miradas desafiantes, a preguntas dolorosas y al escrutinio público. La ciudad puede ser violenta con todes sus habitantes, pero para Mariam ha sido un completo desafío, desde violencia verbal, hasta ataques físicos, acoso en el transporte público, burlas y acciones que menoscaban su autoestima, y, aunque ella intente minimizar la violencia o convencerme, mientras hablamos, que “siempre ha sido así”, su rostro se ensombrece.

Sostuvimos esta conversación con un grupo de mujeres hace casi un año y terminó con las lágrimas de Mariam a mitad de una oficina, ¿la razón? Le dijimos que la admiramos, que estamos orgullosas de ella, que no tenga miedo porque siempre ha podido superar las adversidades de la vida; después de agradecernos, le dijimos que ella es una inspiración para las mujeres trans del país y reconoció que poca gente le ha hablado con cariño y respeto en sus 40 años de vida; esa declaración nos sorprendió, pues Mariam nunca había admitido esto a viva voz, quizá es algo que se había estado guardando durante décadas. En otra oportunidad, nos agradeció porque siempre la hemos llamado Mariam, algo que es necesario abordar a profundidad.

Como miles de mujeres trans, Mariam ha tenido que luchar por cada garantía de vida que tiene, su nombre no es la excepción. Este sistema condena a las mujeres trans a tener que separar su identidad entre lo que les fue impuesto y el nombre que ellas han elegido. Iris Barillas, abogada experta en derechos de las mujeres trans, considera que “sí les afecta negativamente el hecho de no contar con cambio de nombre que vaya en relación con su identidad de género, por lo que es necesario un acompañamiento psicológico permanente, para sobrellevar todas las adversidades por las que pasan a lo largo de sus vidas”. Y esto puede ayudar a dimensionar el impacto positivo que tiene en las mujeres trans el acompañarlas, respetar su identidad de género y que, en apariencia, algo tan sencillo como llamarlas por el nombre que han elegido puede ayudarles a recuperar la autoestima perdida debido a las violencias que históricamente han tenido que enfrentar.

Entre 2020 y 2022 Asociación CAS y Asociación Líderes Profesionales, han realizado 85  cambio de nombre legal de personas trans ante el Registro Nacional de las Personas en Guatemala (RENAP). La mayoría de mujeres trans, pero una proporción importante de hombres trans.  

Y si bien, hay aún una enorme labor de incidencia política en las instituciones estatales, para que, como afirmó la licda. Barillas, “las mujeres trans tengan el trato digno que merecen de parte de las instituciones estatales”, como sociedad podemos empezar por dejar de asumir la identidad de género de las personas y llamarles por el nombre que ellas, en este caso las mujeres trans, han elegido, pues ese es el nombre que, en cierta medida, les ha permitido amarse y liberarse.

*Nota aclaratoria:

La conversación a la que este artículo hace alusión se llevó a cabo en ejercicio de intercambio de experiencias el año pasado entre mujeres diversas. La historia de quien es nombrada “Mariam” en el texto llamó poderosamente mi atención, así que decidí acercarme a ella para pedir su autorización para escribir este artículo, ella aceptó. Sin embargo, solicitó que su nombre fuera cambiado pues está pasando por una situación compleja que pone en riesgo su seguridad y no desea exponerse aún más.

Sobre la autora:  Ana Alfaro
Periodista, poeta y realizadora audiovisual

Post a comment